Cómo tomar decisiones difíciles en la gestión de proyectos

Tomar decisiones es una tarea que tenemos que asumir frecuentemente tanto en nuestra vida profesional como personal.
Durante el transcurso de un proyecto seguramente se darán situaciones en las que debamos tomar una decisión sobre la que no nos sentamos cómodos.

¿Que hacer?

Existen diferentes artículos y autores que han escrito sobre las metodologías de toma de decisiones, todas ellas tienen un núcleo común en su desarrollo.
Yo entiendo que se puede definir un modelo estándar como el siguiente:

1. Describir el problema o el objetivo deseado.
Definir la situación o problema, o los objetivos que se pretendan alcanzar, o el estado final que queremos conseguir.

2. Analizar el problema o la decisión a tomar.
Obtener información de aquellos factores y variables que afectan a la posible decisión.
Analizar de forma objetiva las causas y consecuencias y evaluamos su importancia, para ello podemos utilizar una lista de chequeo. Es importante en este proceso ser agiles para no obstaculizar la fase siguiente de toma de decisiones, atendiendo a la información relevante y desechando la que no aporta valor.

3. Plantear posibles alternativas.
Plantear distintas opciones disponibles para solucionar la situación o elección. Es conveniente contar con más personas para este proceso, incluso emplear una técnica de tormentas de ideas.

4. Tomar la decisión: seleccionar la alternativa.
Valorar si cada alternativa realmente permite llevar a cabo los objetivos planteados o alguna solución a lo que estemos analizando, y también sus consecuencias.
Evaluamos los pros y los contras de cada alternativa y buscamos un equilibrio entre ventajas e inconvenientes.

5. Poner en práctica la decisión tomada y evaluar las consecuencias.
Además de tomar una decisión, hay que ponerla en práctica y hacer un seguimiento para evaluar si ha sido efectiva o positiva para nosotros.
En caso necesario, será conveniente incorporar cambios para ajustar su implantación.

Decisiones fáciles y decisiones difíciles

Aún utilizando este u otro método siempre podremos cuestionarnos ¿es correcto mi criterio de selección de la alternativa?.
¿Qué hace que la toma de decisiones sea coherente con el objetivo deseado?.
Ruth Chang en su Charla TED titulada “Cómo tomar decisiones difíciles” aporta claves para la respuesta a esta cuestión. En ella expone que hay dos tipos de decisiones: fáciles y difíciles y de esto depende la selección de la alternativa:

Las decisiones fáciles son aquellas en las que una alternativa es mejor que la otra.
En una decisión difícil, una alternativa es mejor que la otra en cierta forma, y la otra alternativa es mejor en otra forma, y ninguna es mejor que la otra de forma general.

Si las métricas no favorecen a una alternativa sobre la otra, entonces ambas alternativas son igualmente buenas.

Factores medibles y factores no medibles

En las decisiones difíciles es habitual que los factores que estemos evaluando no atiendan a razones “medibles o cuantizables”, parámetros que no atienden a números reales donde hay solamente tres opciones, mejor, peor o igual.

En esos casos los factores que nos hacen dudar tienen que ver con los valores, donde no hay números reales que los midan y por tanto no hay un parámetro que nos determine si una opción es mejor, peor o igual.

¿Qué criterio seguir ante decisiones difíciles?.

Durante la gestión de un proyecto en el que hubiera elecciones fáciles siempre elegiríamos la alternativa que es claramente mejor.

Según argumenta Ruth Chang en el espacio de las decisiones difíciles cuyas opciones están al mismo nivel, tenemos que ejercitar nuestro poder de crear las propias razones, motivos personales por los que elegir una opción y no la otra, aunque ninguna de las dos es mejor que la otra.

Esta es la forma de posicionarnos ante situaciones que nos llevarán a crecer personal y profesionalmente, haciendo de uno mismo el tipo de persona que somos, y que tiene criterios propios o preferencias sobre distintos aspectos.

Espero haya sido de interés para todos. Gracias por la lectura.

 

2 comentarios en “Cómo tomar decisiones difíciles en la gestión de proyectos”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba