(2) Cosas que puedes hacer para mejorar la definición del ALCANCE de tu proyecto

Segundo artículo de la colección. Para ponerte en contexto y facilitar la lectura, visita el post inicial de introducción:

 “100 Cosas que puedes hacer para mejorar la gestión de tus proyectos”.

1. Presta máxima atención al Alcance

  • NO TE OLVIDES DE INCLUIR EL TRABAJO TRANSVERSAL NECESARIO PARA LOGRAR EL PROYECTO
  • Incluye siempre los Procesos y actividades de planificación, seguimiento y control del proyecto: es trabajo a realizar.
  • El alcance del “producto” serían las características y funciones de lo que hemos de entregar.
  • El alcance del “Proyecto” es algo más. Si no tienes en cuenta los procesos y el trabajo necesario para lograr ese “producto, servicio o resultado final” nunca podrás lograrlo.
  • EL ALCANCE ES LA BASE DEL PROYECTO
  • Garantiza que el proyecto incluya todo el trabajo requerido, pero solamente el trabajo requerido.
  • Controla qué se incluye y qué no se incluye en el proyecto.
  • Evita que se agreguen cambios no autorizados.
  • No realices trabajos o alcance no solicitado.

2. Recopila los Requisitos

  • PREGUNTA CUALES SON LOS REQUISITOS
  • Documenta las necesidades, deseos y expectativas de los interesados.
  • Conviértelos en requisitos del proyecto: ESPECIFICACIONES.
  • Utiliza una MATRIZ DE TRAZABILIDAD DE REQUISITOS.

    Vincula los requisitos de cada entregable con el objetivo que le dio origen.

  • CONTROLA QUE SE CUMPLAN LOS REQUISITOS
  • Haz seguimiento del cumplimiento de dichos requisitos.
  • Controla los cambios, puedes utilizar la matriz como base.

3. Prepara un Enunciado del Alcance del Proyecto

  • DESARROLLA UNA DESCRIPCIÓN DETALLADA, que incluya:
  • Los Entregables del proyecto.
  • El Trabajo necesario para crear esos entregables.
  • Qué entra y qué no entra
  • Cómo es lo que entra.
  • Criterios de aceptación.

4. Crea la EDT (Estructura “gráfica” de Descomposición del Trabajo)

  • La EDT te acompañará durante todo el proyecto. UTILIZALA COMO UNA BUENA HERRAMIENTA DE COMUNICACIÓN Y CONTROL.
  • Subdivide los entregables y el trabajo del proyecto en componentes más pequeños y fáciles de manejar.
  • Hazlo de una forma gráfica, crea la EDT.
  • Codifica cada paquete de trabajo, te servirá luego como cuenta de control, para costes, tiempos, riesgos, responsables, etc.

5. Desarrolla el Diccionario de la EDT

  • DETALLA CADA COMPONENTE DE LA EDT en una FICHA
  • Identifica: Descripción del trabajo a realizar. Responsable. Hitos. Criterios aceptación. Riesgos asociados. Recursos. Presupuesto. Actividades a realizar y dependencias entre ellas. Etc.

Sigue leyendo

Si quieres leer el resto de artículos de esta serie, puedes encontrarlos en el siguiente enlace:

“100 Cosas que puedes hacer para mejorar la gestión de tus proyectos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba